Nikita chama boom, la crisis de los misiles y Cuba otra vez bajo presión


Fotograma del corto de animación "Nikita chama boom" del realizador cubano Juan Padrón

Fotograma del corto animado "Nikita chama boom", del realidor cubano Juan Padrón.

Yo no pensaba nacer, realmente mis padres ni se conocían, para hacer honor a la verdad, cuando misiles estadounidenses apuntaban hacia Cuba, y otros, soviéticos, emplazados acá, “equilibraban” el conflicto militar y amenazaban el sueño americano.

Esa parte de la historia terminó. No intercambiamos ojivas nucleares. Cada país sacó sus cuentas y a los cubanos de la época, aunque dudo que en términos diplomáticos se emplee el vocablo, el diferendo tripartito resuelto entre dos, los dejó con el C… al aire.

Puedo hablar del disgusto y el mal rato que deben haber pasado muchos de los cubanos al lado de las cuatro bocas (las ametralladoras antiaéreas), o del susto que, “en par y redondos” también debe haber subido hasta la boca a los americanos de 1962. Pero prefiero la historia como la contó Juan Padrón.

El cineasta cubano, autor de mi Elpidio Valdés y de Vampiros en La Habana, consiguió con el corto “Nikita chama boom” narrar los hechos desde su refugio animado, donde la realidad no lo parece y la incertidumbre de aquellos días hasta da risa.

Padrón narra los hechos más significativos del conflicto: la tensa situación política de las jornadas previas, el traslado y posterior emplazamiento de los misiles soviéticos en Cuba, el espionaje norteamericano, su respuesta, la solución “diplomática” y el ambiente de la Isla en esos días.

Quizás discrepe conmigo si vio el corto, o lo consigue, pero la mejor parte, en mi opinión, es la que muestra a los isleños “repartiendo amor” en azoteas y balcones. Esperando lo peor al lado de un cañón, sin pensar en el mañana, si este no va a ser como se quiere.

Juan dedicó el dibujo animado a los nacidos en el año 1963, fecha en que vinieron al mundo muchos de los cubanos engendrados al borde del cataclismo, aunque en realidad fue al año siguiente ( 1964) cuando se registra la mayor tasa de natalidad en la historia de la Cuba revolucionaria.

La crisis de los misiles, la crisis de octubre, o la crisis de la “gozadera”, como también se le podría llamar después de ver el corto, es historia. Para sacar lecciones, hacer películas, pero sobre todo para entender como funciona el cubano.

Hoy el asedio continúa, son de otro tipo los misiles, muchos rondan por aquí. Pero la determinación de los nativos a hacer las cosas como les plazca no ha cambiado en nada y creo que no va cambiar, menos para los que piden cambio.

Lo único que se modificó es que ahora somos más abiertos para formar el relajo. Si el apretón sigue, pienso que para el próximo año seremos más y muchos más para el 2012.

4 pensamientos en “Nikita chama boom, la crisis de los misiles y Cuba otra vez bajo presión

  1. oye, dónde está el material de Elpidio? mira que Isnelito ya no quiere ver a Tarzán, sería bueno tener este capítulo para entender la historia. Un abrazo!

  2. Pingback: Tweets that mention Nikita chama boom, la crisis de los misiles y Cuba otra vez bajo presión « Isleños -- Topsy.com

  3. Pingback: Los números de 2010 « Isleños

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s